Tres reglas para leer mejor

Lee de forma activa:

Aunque leer de forma activa toma un poco más de tiempo, te ayuda a memorizar y comprender mejor. Si aprendes a utilizar este método y a tomar buenas notas, no tendrás que releer un capítulo o un libro entero.
Leer de forma activa requiere que marques y subrayes las palabras clave o que señales y consultes las que te causan duda. Para ello, puedes utilizar un marcador para hacer notas sobre el libro o una libreta aparte para anotar lo que te interesa o causa duda. Si lees un libro digital, utiliza sus herramientas electrónicas de estudio o anota en tu libreta.

Entiende lo que lees:

Si no comprendes una palabra u oración al principio de una lectura, se te hará más difícil entender lo que sigue. Sucede que, en muchas lecturas, según continúes leyendo se irán dando más detalles. Esto puede confundirte si no has comprendido los conceptos básicos. Si no entiendes algo, consúltalo en el diccionario, en Internet, pidiendo ayuda a tu familia o preguntándoselo a tu maestra o maestro en cuanto vuelvas al salón. A los maestros les gusta cuando los alumnos preguntan, y tal vez ayudes a algún compañero que no haya entendido, pero que no se atreve a preguntar.

Lee y recuerda los títulos:

¿Se te olvida el título de la película o serie que te interesa? ¿Por qué? Cuando algo nos interesa, aprendemos su nombre, pero no siempre recordamos el nombre del capítulo que estamos estudiando.

Para comprender y memorizar una lectura es importante recordar los títulos, porque estos actúan como palabras clave. Para recordar lo que leemos, el cerebro necesita clasificar la información y establecer relaciones entre los conceptos. Los títulos sirven como una referencia directa y clara al contenido que les sigue. Prestar atención a los títulos y subtítulos de un capítulo te ayudará a recordar el orden y a asociar los títulos con los conceptos que se explican en cada sección.

Fuente: Cómo estudiar• http://como-estudiar.estudiantes.info/2007/10/aprender-leer-bien.html