¿Sabes estudiar solo?

Cuando somos pequeños y estamos en primer o segundo grado nuestros familiares y maestros nos ayudan a estudiar, pero, a partir de tercero, ya podemos estudiar solos con algún apoyo de otras personas o compañeros para resolver dudas.

  • Lo primero es escuchar bien qué tareas pide la maestra y apuntarlas en una sola agenda o libreta.
  • Antes de irte de la escuela, revisa esa agenda. Si tienes un lugar para guardar los libros en la escuela, saca todos los que necesitas llevar a la casa.
  • Acostúmbrate a hacer las tareas en una hora específica.
  • Empieza las tareas y termínalas, sin alargarlas innecesariamente con distracciones.
  • Piensa siempre qué es lo más importante de la tarea que estás haciendo. Esto te ayudará a estudiar con más facilidad para el examen.
  • Revisa y repasa todas las tareas antes de guardarlas.
  • Coloca un calendario en el lugar donde estudias para que anotes cuándo tienes examen.
  • Si tienes computadora, utiliza los sistemas de organización de las computadoras o los celulares, y pon alarmas que te avisen cuando se acercan fechas importantes.
  • Finalmente, trata de identificar qué cosas te ayudan a aprender mejor: leer en voz alta, utilizar imágenes o repetir los conceptos. Si conoces cómo aprende tu cerebro, tendrás más éxito en todo lo que te propongas.